5 aspectos a tener en cuenta para mejorar la experiencia de compra de tus clientes

«No hay nada mejor que un cliente satisfecho.» Como profesional, es una verdad que se debe tener presente en el día a día, un cliente satisfecho no solo repetirá en el futuro sino que además recomendará el servicio entre sus conocidos. Dejando a un lado la calidad del producto o servicio adquirido, hoy en día, el elemento fundamental de un cliente satisfecho es la experiencia de compra.

En este post te contamos los 5 aspectos a tener en cuanta para mejorar la experiencia de compra de tus clientes.

1. Personalización y atención de calidad. Trata de entender las necesidades de tu cliente al máximo y dale una solución personalizada. Deja que se involucre en el desarrollo del servicio y procura hacerle entender en todo momento el trabajo que estás llevando a cabo. En este aspecto también es importante ser flexible y estar abierto a posibles modificaciones del servicio durante el transcurso del mismo para satisfacer a tu cliente más aún.

2. Organización y detalle. Desglosa tu servicio lo máximo posible en los procesos que llevarás a cabo y el material que utilizarás. También es importante reflejar el tiempo de cada operación para que tu cliente tenga siempre referencias de progreso. Si eres capaz de documentar y sintetizar estos aspectos, tu cliente lo agradecerá.

3. Estrategias de precio. Utiliza diferentes estrategias de precio para incentivar tus ventas a través de un “bonus”. Una vez el cliente está informado sobre el servicio y conoce los detalles de la solución, puedes añadir valor con un descuento o promoción sobre el presupuesto. El consumidor percibirá un beneficio aún mayor y quedará satisfecho con su decisión de compra.

4. Alternativas de pago. El momento del desembolso es la parte más dolorosa para tus clientes, está en tus manos ofrecerles comodidad en el pago. El pago a plazos es una modalidad que demuestra preocupación por el cliente y te diferencia de la competencia. Herramientas como Nemuru te permiten financiar tus servicios de forma personalizada, adaptando el presupuesto y las cuotas a la capacidad de cada cliente.

5. El servicio postventa. En muchos sectores este aspecto queda literalmente olvidado una vez que el servicio en cuestión se termina. Esto es un error, ya que un buen servicio y atención postventa son garantía de repetición y recomendación. Por este motivo es importante que preguntes siempre a tus clientes sobre su satisfacción una vez terminado el trabajo y que les ofrezcas seguimiento o mantenimiento a un buen precio si es preciso. También puedes ofrecer algún tipo de garantía o seguro, que puede ayudarte en el momento de la negociación, ya que se percibe un beneficio a largo plazo. 

Si quieres ofrecer financiación a tus clientes para mejorar su experiencia de compra, contáctanos y te guiaremos en el proceso más fácil y rápido.


También te podría gustar...